viernes, 15 de enero de 2016

Las mejores películas de 2015


Este año llego tarde a todo. Hasta a uno de mis rituales  más sagrados, que es aquel que sólo tengo  conmigo misma y he regado con cerveza barata por una razón que un día pareció muy importante, casi una esencia y hoy es imposible recordar: la lista de las mejores películas del año, redactada con esfuerzo, lápiz y goma el día 30 o  31 en un bar a solas, celebrando ese bien nunca suficientemente valorado en este mundo de dictaduras conyugales: el de reservarse tiempo para una, para mirar el ir y venir de los autómatas, de los grandes almacenes, de los gestos neuróticos...las luces psicóticas de la Navidad bajo cielos estupefacientes.

No llegué a esa cita este año porque me quedaban películas importantes por ver... "Langosta" "El club" "La novia". Como iban pasando los días y no había manera...grabé el programa sin verlas todas. Y "La Novia" por desgracia, no se encuentra en la lista de las 10 mejores películas que grabé. Ahora que la he visto y he sucumbido a ese espectáculo de belleza poética creo que se merece estar en la lista. En cualquier caso, lo de la lista es un pretexto, una excusa cualquiera para hacer balance de lo que uno ha mirado, entender los cómo y los por qué de las imágenes que se han quedado esculpidas  en la retina, una manera de pensar en el arte para no pensar en la vida.






La película que más ha dado que pensar fue Langosta. Aunque a favor de Paula Ortiz y de Assayas he de decir que sus dos obras dieron para varias horas de debate. En el caso de La Novia casi convertimos a Lorca en un psicoanalista en el que pudimos ver reflejadas todas nuestras pasiones, pero es que cuando vas al cine con alguien que se sabe de memoria todo tu historial, es lo que pasa. Para hablar de The Lobster me desplacé hasta el Videoclub Stromboli, uno de los enclaves o refugios que todavía conservo en Valencia y que continúan siendo un buen lugar donde dejarse caer cuando la vida te abruma, cuando buscas algo que no sabes nombrar o cuando quieres hablar de amores perdidos. Allí hablé con Dani Gascó , crítico de la revista Turia, un entusiasta de Langosta que accedió a discutir con los micros, de esta nuestra casa, sobre sus distintos significados. ¿Película romántica o antiromántica? ¿Toda relación es una mutilación? ¿Qué es preferible la ceguera compartida o la fuga solitaria?






En esas disyuntivas nos pone el director griego en un terreno distópico donde ninguna interpretación posible parece ofrecer solución a salida ante un universo asfixiante que niega cualquier ejercicio de libertad: ni la libertad del individuo es una libertad verdadera, ni la libertad de amar resuena con la autenticidad del amor sino con el lenguaje simétrico de los cuerpos. Esto en terreno navideño nos recuerda la estupidez de los rituales: las parejas, las bodas, las familias, las navidades estupefacientes...



En concreto me recuerda a la frase que me dijo una chica que conocí en el Norte estas Navidades ya a  altas horas de la madrugada hablando de la soledad: " Tengo la sensación de que hay parejas que se conforman con que haya feeling, cualquier cosa en común, para  estar juntas ....Yo creo que el amor tiene que ser algo más que eso...tiene que ser algo más..."

Tiene que ser algo más. Que me atropelle un camión de Ikea si no lo es.

10. White God (Kornel Mundruzko)

9. Birdman (Alejandro González Iñárritu)

8. Selma (Ava Duvernay)

7. La Verdad (James Vanderblit)

6. Nadie quiere la noche (Isabel Coixet)

5. La desaparición de Eleanor Rigby ( Ned Benson)

4. Del Revés (Pixar) Peter Docter, Michael Arndt,

3. La Novia ( Paula Ortiz)

2. Las nubes de Sils María ( Olivier Assayas)

1. Langosta (Yorgos Lanthimos)


3 comentarios:

  1. Ahí andamos. El amor "tiene que ser algo más", como las películas.

    Graacias y saludos.

    ResponderEliminar
  2. Tengo la sensación de que es una lista muy personal, muy femenina y que refleja tu estado de ánimo ¿puede ser? Discrepo en cuanto a Birdman, que me se me antoja tramposa y su discurso sobre la fama me parece superficial, pero es verdad que tiene virtudes innegables. Tampoco soy fan de La Verdad. Veremos si aguanta la comparación con Spotlight, cuando se estrene.

    ResponderEliminar
  3. No sé si aguantará las comparaciones con The spotlight, me temo que no, sin embargo aborda cuestiones que me parecen de crucial importancia en el mundo actual como la dependencia de cadenas como la CBS de grandes oligopolios que acaban por estar vinculados financieramente con grupos de poder cercanos al gobierno, y que hacen imposible que se de un watergate....como el de Todos los hombres del presidente. Lo demás todo cierto. Es muy personal. Yo también tengo preferencias por los universos que están más cerca de mi corazón. Pero en el podcast he intentado dar razones, personales o interpretaciones o sugerencias o pistas de por qué están aquí las películas. Birdman también se me antoja tramposa pero de lo que he visto en el año sería injusto decir que no tiene una calidad superior a la media....Escucha el programa hombre, que no muerde...

    ResponderEliminar